Volver Volver

Compartir

Imprimir noticia

Exposición: Canarias, volcanes en el océano

Las Palmas, 22 noviembre 2002

Los volcanes son ventanas abiertas en la corteza de la Tierra por las que emergen materiales fundidos desde el interior. Estos fenómenos físicos han despertado gran interés y curiosidad en el hombre, que muchas veces ha vivido atemorizado por su presencia. Sin embargo, los volcanes son el origen de islas y archipiélagos -en muchas ocasiones refugio de ecosistemas únicos- y de paisajes espectaculares, como en el caso de las Islas Canarias.
Organizada por la Fundación ”la Caixa” y la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, en colaboración con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, la exposición Canarias, volcanes en el océano presenta el vulcanismo como un fenómeno universal y explica cómo se configuran estos fenómenos, dónde se ubican y qué influencia ejercen sobre la geografía y las gentes que habitan las zonas volcánicas, especialmente en las islas Canarias. La muestra también incluye un apartado dedicado al papel de la ciencia en la prevención y vigilancia de los volcanes activos.

Canarias, volcanes en el océano, producida por la Fundación ”la Caixa” y comisariada por el volcanólogo Juan Carlos Carracedo podrá verse, del 23 de noviembre de 2002 al 6 de enero de 2003, en una carpa instalada en el Parque Santa Catalina de Las Palmas.

La exposición, pensada para todos los públicos, reúne una serie de módulos interactivos, escenografías, maquetas y documentos audiovisuales a través de los cuales se muestran diversos aspectos de estos fenómenos naturales, que han formado islas, determinado su morfología, alterado el paisaje y condicionado la convivencia humana.

Marte, Venus, la Luna y los satélites de Júpiter, entre otros, dan la bienvenida al visitante que se adentra a la muestra. En el primer ámbito, Volcanes en el sistema solar, se plasma la diversidad del origen del vulcanismo en los diversos planetas y satélites poniendo especial énfasis en que este fenómeno geológico no es exclusivo de la Tierra. Así pues, se podrá ver el vulcanismo de hielo, presente en los satélites de Júpiter, Saturno o Neptuno; el originado por las fuerzas de marea; el vulcanismo asociado a impactos de meteoritos, en la Luna y Mercurio; la tectónica de placas, presente únicamente en la Tierra o el originado por puntos calientes, en Venus, Marte y la Tierra (archipiélagos de Hawaii y Canarias).

Un módulo de un volcán tridimensional con juegos de luces que simulan coladas de lava muestra de manera gráfica las partes de un volcán. Los volcanes son aberturas en la corteza a través de las que emergen los materiales fundidos (magmas y gases) del interior de la Tierra. Existen más de 1500 volcanes activos en todo el mundo y gran parte de ellos son submarinos (un 71% de la superficie terrestre está ocupada por mares y océanos). Su aparición en un determinado momento y lugar no se debe al azar, sino que su situación viene marcada mayoritariamente por los límites entre las placas tectónicas que forman la corteza de la Tierra o por los puntos calientes donde asciende el magma. En este último caso se forman volcanes submarinos, de los que hay más de un millón, aunque sólo algunos tiene éxito y acaban emergiendo y formando islas volcánicas oceánicas.

Las Islas Canarias reflejan una larga historia magmática. Formadas por volcanes activos a lo largo de más de 20 millones de años, este archipiélago se ha ido configurando en el fondo del océano Atlántico. Algunos de estos volcanes han emergido en forma de islas mientras que otros, que se están formando bajo el agua, darán lugar a islas en un futuro.

En la evolución y distribución del vulcanismo canario pueden distinguirse distintas etapas. Primero emergieron las islas más orientales y finalmente, El Hierro y La Palma. Probablemente, dentro de un millón de años este archipiélago contará con dos nuevas islas, las Hijas, que actualmente se levantan unos centenares de metros sobre el fondo del océano. Una animación muestra cómo han ido emergiendo las actuales islas, además de cómo y dónde pueden surgir las próximas.

Los volcanes constan de diversas partes, una de ellas, la exterior, es el denominado edificio volcánico, resultado de las sucesivas erupciones. El relieve de las diferentes islas Canarias muestra edificios volcánicos de gran altura (el Teide, de 3717 m, se halla en realidad a 8 km. de altura sobre su base), siendo la mayor parte de ellos la parte sumergida. La historia geológica de las Canarias es el fruto de la construcción y destrucción de los numerosos episodios volcánicos que la constituyen. El levantamiento de grandes volcanes y los deslizamientos que se han producido en las diferentes islas han ido configurando los grandes rasgos de su espectacular paisaje.

Los primeros testimonios documentales acerca de la actividad volcánica en el archipiélago canario datan del siglo XV. La datos encontrados hasta el momento sobre las erupciones volcánicas en Canarias confirman que nunca se han producido víctimas mortales. En la exposición se encuentran diversos documentos que recogen algunas de estas erupciones, como los recopilados por la Real Audiencia de Canarias, sobre la gran erupción desarrollada en Lanzarote entre 1730 y 1736, descubiertos en 1989 en el Archivo General de Simancas. El mapa al óleo, que contiene esta información ha resultado ser el primer mapa de riesgo volcánico que se conoce.

Las islas Canarias constituyen un magnífico ejemplo de convivencia entre el ser humano y los volcanes, una convivencia pacífica que ha aportado más ventajas que inconvenientes a los habitantes de las Islas. Entre los aspectos positivos destaca la singularidad de sus paisajes que además de determinar la identidad de sus gentes, sus tradiciones y manifestaciones culturales también ejerce de atractivo turístico; de hecho este archipiélago es visitado por 12 millones de turistas cada año. Sin embargo, también existen algunos factores en contra: la fragmentación del territorio, la escasez de recursos como el agua y el suelo, y el riesgo volcánico que, aunque es muy limitado, existe.

Erupciones y prevención

Una erupción consiste en una emisión y proyección, más o menos brusca, de materiales volcánicos que alcanzan la superficie terrestre. Pueden dividirse en dos grandes tipos, las explosivas (nubes ardientes, oleadas piroclásicas…) y las efusivas (coladas lávicas más o menos densas).

Los volcanes activos alternan periodos de calma con episodios eruptivos. En la muestra se recogen algunas de las erupciones históricas más famosas. Las consecuencias de estos episodios alcanzan a menudo a todo el planeta. Así pues, además de las 35.000 personas que fallecieron durante la erupción del Krakatoa (Indonesia, 1883) también se produjo una gran cantidad de polvo en suspensión, lo que propició atardeceres rojos en todo el planeta, reflejados en algunos cuadros de famosos pintores contemporáneos.

La muestra concluye con un apartado dedicado al papel que ejerce la ciencia en temas de prevención y la vigilancia de las erupciones. Aunque la vulcanología ha avanzado mucho y se podría decir que vivir cerca de un volcán activo es hoy más seguro que nunca, es difícil prever en qué momento se va a producir una erupción. Las estaciones de vigilancia, que se organizan en redes, detectan movimientos sutiles a través de aparatos como los sismógrafos. El reto de los vulcanólogos consiste en saber donde, cuando y cómo se producirá una nueva erupción.

Canarias, volcanes en el océano
Del 23 de novembre de 2002 al 6 de gener de 2003

Parque Santa Catalina
35007 Las Palmas

Horarios: de martes a viernes, de 12 a 14 h y de 18 a 21 h. Sábados, domingos y festivos, de 11 a 15 h y de 17 a 21 h. Lunes, cerrado. 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero, cerrado.

www.fundacion.lacaixa.es

ENTRADA GRATUITA

Noticias relacionadas